lunes, 15 de julio de 2019

El control de esfínteres


EL CAMBIO DE PAÑAL. Hace unos meses alguien nos contó que estaba aprendiendo mucho gracias a lo que compartíamos, y nos dijo algo así como: aunque lo que compartís sea algo normal en vuestro día a día, a mí hasta lo más sencillo me hace reflexionar. 🥰 Y añadió: ¡seguro que hasta de un cambio de pañal podría (des)aprender! .
Esa frase quedó grabada, y lo prometido es deuda, os contamos "brevemente" un espacio y momento del cambio de pañal.

En las 3 escuelas tradicionales que estuve, el cambio de pañal se hacía en "automático", sin pensar, sin conectar, incluso sin hablar, era una rutina rápida que se realizaba cual máquina mientras mirabas por el rabillo del ojo a los otros 7, 13, ó 19. 😣 En ocasiones traté de tomarme más tiempo, pero no era VIABLE atender al grupo.

Por suerte, en una escuela PÚBLICA, descubrí y aprendí bastante sobre Pikler y el cambio de pañal de pie, haciendo a cada peque partícipe del cambio. Pero no solo eso, también me mostraron cómo desde bebés se les puede ir hablando y haciendo que sean conscientes: en cada cambio veían el pañal, les decían lo que había, les nombraban las partes que tocaban y/o limpiaban...se tomaban su TIEMPO.

Visto esto, tuve claro que en nuestro espacio los pañales y toallitas estarían a su alcance, y una vez adquirida la marcha los cambios PODRÍAN realizarse de pie, y mejor aún frente a un espejo. Así cada peque coge (y a veces vierte) su pañal y sus toallitas, participando bajándose los pantalones y desabrochando el pañal, con nuestra atención y ayuda, y más tarde tirando el pañal.🚮

Todo esto es si quiere, si no, nuestra labor es facilitar, por lo que hay días que no les apetece participar y prefieren ser "pasivxs". Y no pasa nada, porque saben que estamos ahí cuando necesiten. 😊 .
Y del mismo modo que lxs hablamos desde bebés en cada cambio y nombramos pis/caca, culo/vulva/pene, cuando son más mayores van acercándose al orinal (a veces al váter directamente) y deciden cuándo y cuánto tiempo sentarse. Unas veces sale y otras no, NUNCA es una fiesta (¡ni regañina!) ni un "muy bien", pues la satisfacción es pura y plena en sí misma y no necesita más.😉

Nosotras no somos partidarias de felicitar, pues nuestro acompañamiento se basa en el no-juicio; y consideramos que premiar algo hará que exista conductismo, es decir: hago X por recibir un premio o por no recibir un castigo. El premio es desde una "fiesta" hasta un regalo (sí, hay quienes dan objetos, ponen pegatinas, sellos, etc.), y el castigo va desde ignorar la conducta hasta la regañina, la burla, el tiempo fuera, etc. Entonces, nuestra intervención y juicio no solo no es necesaria sino perjudicial, por lo que optamos por compartir la alegría (si el/la peque se alegra, pues a veces se queda en sorpresa o incluso miedo) o reflejar lo que vemos: has hecho pis/caca. La premisa de "no hagas/digas a peques lo que no harías/dirías a un/a adultx" es aplicable a cualquier situación. Yo no te felicitaría, pero sí sonreía si tú sonríes, o bailaría si tú bailas. (Si me apetece😜)

Por cierto, al igual que en otras acciones, consideramos de gran importancia el pedir permiso y avisar/anticipar, no les cogemos por detrás al despiste 😣 y al terminar damos las gracias siempre, pues nos han regalado un momento de conexión. Y permitimos que cada peque decida cuándo cambiarse, pues dejarles esos 5-10' para escoger y decidir no implica nada al adulto pero sí al peque, que se siente escuchado y respetado.😊 

TIEMPO, ESPACIO y CONFIANZA
.
Y tú ¿cambias? 🚼👇

No hay comentarios:

Publicar un comentario